Lugares de interés

Lugares de interés

Tres sitios únicos


¿Quieres conocer más rincones increíbles de Marina de Cudayo?

El Pozón de la Yesera


Gajano


El Pozón de la Yesera surgió de una antigua extracción de yeso. Al ser abandonada la explotación, la capa freática afloró en la zona de extracción del mineral, surgiendo el pozón y el arroyo de Romanillo, y convirtiendo el pozón y las zonas colindantes en un vertedero ilegal de todo tipo de residuos, escombros y basuras de diversos orígenes.

El proyecto de restauración y la ejecución de las actuaciones son realizadas por la Fundación Naturaleza y Hombre a través de una subvención otorgada por la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, con el objetivo de recuperar medioambientalmente la zona y adaptarla al disfrute de los ciudadanos. Actualmente todas las labores de restauración están concluidas, encontrándose en proceso de recuperación ecológica.

El Pozón de la Yesera y su entorno posee una superficie de unos 47.000 m2 de los 5.100 m2 pertenecen a la lámina de agua. Para el disfrute de la zona y la interpretación de los hábitats existentes se ha creado una pequeña senda de unos 1.100 mts que discurre a lo largo de toda la superficie.

En la zona restaurada se puede observar diferentes hábitats muy característicos de Cantabria. El bosque de ribera con sus sauces, fresnos y espinos, la vegetación palustre de las zonas encharcadas con carrizos, juncos y espadañas, y el bosque mixto cantábrico.

En cuanto a la fauna, podemos observar distintas especies de aves como rapaces o anátidas, así como distintas especies de pequeños anfibios.

El Mirador de Elechas


Elechas


Desde el Mirador de Elechas, cercano a las rutas de la Senda Costera y al circuito de Rubayo, se puede disfrutar de una visión espectacular tanto de la Bahía de Santander, como de la cuenca del Miera y su desembocadura en la ría de Cubas, así como la vista a los montes del Sur, con la sierra de Peña Cabarga en primer lugar.

Vistas Bahía Santander
Vistas Peña Cabarga

Los jardines secretos de La Picota


Pontejos


Los Jardines Secretos de La Picota están situados a la entrada de la Isla de Pedrosa en el pueblo de Pontejos. Inaugurados en 2011, se trata de un conjunto de espacios singulares que animan al paseante a admirar la naturaleza. El Mirador del Otero, el Banco del Alcorque y los jardines Japonés, de la Seda, de Rosas, Oval, Azul y de Romero forman esta pequeña ruta donde cada espacio tiene su significado.

Enlazando con la tradición sanadora de este lugar en que nos encontramos, tocado por la magia de la serenidad, presentamos los Jardines Secretos de la Picota, un espacio para el disfrute de los sentidos, para el encuentro con la naturaleza y para la búsqueda de la armonía.

Ubicado a la entrada de la Isla de Pedrosa, una de las mayores islas cántabras, enclavado al fondo de la Bahía de Santander, el lugar atesora el murmullo de los tripulantes que llegaron de allende los mares, y que afectados o no por enfermedades tropicales, debían aislarse a cumplir la cuarentena en este oasis de bienestar. Sus árboles nos hablan, y nos animan a reconocer los símbolos que esconde su geografía, y a enriquecer de significado emocional, la experiencia del paseo relajado y del disfrute del entorno. La vida en nuestro planeta es inconcebible sin la vegetación, y el mundo interior de la persona es inconcebible sin el cultivo de su espacio emocional y creativo.

Te invitamos a un paseo para descubrir los lazos de unión entre el interior del alma y el exterior de este entorno, y para traducir el lenguaje de las plantas al lenguaje del espíritu. Los caminos que te llevan cuentan una historia. En los jardines japoneses, el camino es lo que cuenta y no el destino. El camino es mejor que la posada. Te animamos a ver lo que te rodea con toda la atención y la minuciosidad de lo frágil, porque de esa forma verás más allá del alcance de la razón».